jueves, 12 de agosto de 2010

Silencios

Me acosté. La habitación estaba oscura. Arriba brillaban las estrellas. Sabía que eran engañosos pedazos de un plástico, que brilla en la oscuridad, pegados sobre las maderas del techo de mi cuarto. Aún así, creí que esas estrellas eran estrellas y que no había techo. Cuando volví a sentir mi habitación comprendí que Flor está enamorada: había pegado todas las estrellas de a dos.

Recordé la experiencia de Cata en su colectivo “…son todos curiosos, cuando alguien sube, todos le clavan los ojos, ¿vos no lo haces?...” le respondí que casi nunca, por vergüenza, y ella siguió “…Me senté al lado de un chico que me gustó. Trataba de arreglar mi monedero, ese con forma de ratón y al chico le llamé la atención, me miraba. Cuando terminé de arreglarlo, en silencio, acerqué un poquito mis manos al chico y, como quien no quiere la cosa, le mostré, abriendo y cerrando el monedero, que el ratoncito ya estaba arreglado…” Me pareció divertido y quise copiar la valentía de Cata. Un día elegí sentarme frente a un chico que me gustó. No quería intentar una conversación, sólo lo espié y reí sola. Él lo notó, me observó y sentí vergüenza, me escapé por la ventanilla que tenía a mi izquierda y encontré, a la distancia de una mano, otro colectivo y dentro de él, otros pasajeros con similares comportamientos a los pasajeros de mi colectivo; pero a ellos, separados por dos vidrios (el de mi colectivo y el del colectivo de ellos), era más fácil mirarlos. Miré a una señora comiendo un sándwich, no me preocupó cuando me descubrió pues no compartíamos coche y jamás volvería a cruzármela.

“A nadie le importa lo que hagas, Julieta” Y es cierto, pero, aún así, el otro día me preocupó muchísimo aquel sector al aire libre que quedaba entre la terminación de mis calzas y el comienzo de las botas. Era medio centímetro de piel al aire libre que no me parecía pertinente en invierno. No podía parar de reír imaginando que alguien descubriría esas líneas de piel. Y nadie las vió.

6 comentarios:

  1. Muy bien... hay varias cosas aquí (me refiero éste texto), pero hay una que necesito poner al principio, y que no tiene nada que ver con éste texto, ¿o sí?

    Me enteré por tu comentario, que vas a cursar varios días de la semana, y durante muchas horas, en la facultad de Puán. Qué alegría, es muy probable que nos crucemos.
    El jueves estuve en Puán cursando y no te ví, pero bueh... tampoco estuve mucho tiempo por los pasillos; hay veces en las que me quedo charlando, o leyendo, o simplemente mirándo a mis colegas... puede que te vea de esa forma... y te salude.
    Te cuento: yo toy cursando en Puán, me anoté en dos materias (Antropología Filosófica y Fundamentos de la Filosofía), además de Francés... curso los días Lunes, Martes, y Jueves... todos de 17hs a 21hs... así que... nos cruzaremos.

    Volviendo al texto éste, pensaré mas sobre él, tengo muchas cosas que decir al respecto de ver personas en colectivos, y de animarse a llamar la atención de personas que nos gustan a primera vista.

    Un fuerte abrazo Juli... nos vemos

    ResponderEliminar
  2. amigaaa!! dodne queda la facu de Puan?? seguis con Literatura y Letras??? cómo te está llendo?? te gustaa? dale para adelante =). Te manda saludos la chica de Maschwitz(belen molina) la vi en el cumple/bautismo de la hija de Mara, viste q sale con el cuñado de Mara.
    Buenoo contameee , espero verte el viernes.

    tu texto es muy realista , julieta ruano en carne propia... cómo se llama este tipo de texto? retrato ? beshiii, seguíe scribiendo

    ResponderEliminar
  3. Juli… me pone muy triste lo que me decís… Yo quería verte… quiero verte…

    Primero:
    Mirá, no puedo culparte por eso que sentiste en Puán, Juli, no puedo, por más que crea en la fuerza de la voluntad, y en su fundamental utilidad para enfrentar aquello que nos hace mal, y que nos genera miedos y rechazo. Me pone muy… muy triste, que te haya afectado tan mal esa velocidad apabullante de la que hablas, ese ritmo esquizofrénico que siguen las personas sin darse cuenta de lo terrible que es, y – como dijo esa profesora con la que te identificaste –, de lo antinatural que es.
    Pero, por otra parte, me pone muy contento que hayas logrado escapar, que te hayas escuchado, y que hayas decidido que eso no es lo que a vos te hace bien… (Sin embargo, al mismo tiempo me pone triste, porque significa que te me alejas… Pero creo que más importante que lo que yo pretendo, es lo que vos querés ser Juli…)
    En mi caso, lo que me hace bien es la “filosofía”, no la “Carrera”, obviamente; pero lamentablemente, lo que me hace bien está ahí, en la “Carrera”, y no voy a parar hasta obtener todo el "conocimiento" que pueda barajar. En mi caso, a pesar de sentir eso que vos sentiste, a pesar de cargar con una tristeza que casi nadie entiende, y de ver cómo entran personas/robots, y salen robots más fatalmente perfectos, apuesto por una recompensa interior: el poder del conocimiento, el poder de la plenitud de mi alma, que lucho cada día por lograr; porque el placer no esta en el final, en ese inútil título universitario, sino en el labrado de la tierra en la que crecerán mis futuras ideas, en los colegas con los que he me he cruzado mientras tanto, en mis principios (que serán míos, y de nadie más), en mis creencias: en mi felicidad.

    ResponderEliminar
  4. Segundo:
    Justamente, ése mismo jueves al que te referís (19/8/2010), yo también anduve buscándote, aunque no durante mucho tiempo, porque tenía que ir a cursar (y si llegas tarde, tenés que sentarte en el piso, eso... si es que hay lugar); pero, pensando en vos y en la hermosa posibilidad de cruzarte, salí de francés antes, precisamente, para dar unas vueltas por la facu, y ver si te encontraba.
    Qué curioso, con esto que me decís, me imagino una pantalla, en la que se ve una filmación en tiempo real, que muestra a dos personas distintas. De pronto, una voz en off, relata lo que se ve en la filmación: “... Son dos personas, entre miles. Son dos personas… separadas por un espacio que paradójicamente, están, al mismo tiempo, compartiendo. Se conocen poco, sólo se vieron un par de veces; más que otra cosa, sólo se leyeron un par de veces,... por eso se conocen poco, pero… también por eso, se conocen. Ambos… se están buscando, ambos,…sin saberlo, están a tan solo unos metros de distancia. Se buscan… porque quieren recibir un fuerte abrazo, porque quieren verse en el reflejo de los ojos del otro, porque quieren sentirse a salvo… al menos por un rato, sabiendo que, a pesar de todo, hay vida en ese mar agitado y hostil… que los abruma. Ahora, se decepcionan… al comprobar que las referencias que cada uno maneja, no les lleva con su objetivo…, se decepcionan y levantan la vista por última vez, con la ilusión de encontrar la sonrisa del otro, y luego…
    Pero sólo ven una multitud de ajenos..., sólo ven el mismo mar agitado y hostil. Piensan en el futuro… y siguen…”

    Perdón, me excedí en el sueño…
    No va a terminar así, me niego a que termine así: como un desencuentro… No existen los finales, porque cada final, no es mas que un nuevo comienzo. Nos vamos a ver, no sé en donde, no sé cuándo... pero prometo que te voy a dar un abrazo... porque yo necesito tu abrazo… (Es lo que siento, no voy a negarlo, Juli)

    ResponderEliminar
  5. Tercero:
    Pero… siempre hay “peros”, Juli… Así es la cosa…
    No te quedes de brazos cruzados con respecto a esa tristeza que te invadió… no la dejes crecer, no la dejes que te domine y te impida hacer otras cosas en el futuro. Pensá en eso que te pasó, pensá en cuánto vale para vos, lo que a vos que te hace bien, o mejor dicho, lo que vos crees que te hace bien; pensá si tiene “sentido” dejar lo que te hace mal, aunque que pueda darte lo que te hace bien; pensá qué pasaría si esquiváramos todo lo que nos hace mal; pensá si tiene sentido ir sólo hacia lo que nos hace bien…
    OJO, no me mal interpretes, sólo quiero que te tomes un tiempo para meditar al respecto… No pretendo que te ahogues, a pesar de no querer hacerlo, no pretendo que no seas feliz, a pesar de querer serlo… pero ¿esquivando la “Carrera”, vas a ser feliz? ¿Podés no ahogarte, viviendo sólo cosas que te gustan? ¿Crees en que no podes cambiar nada de lo que a vos no te gusta?

    Última: no me aburrís, jamás lo hiciste… jamás lo haría

    ResponderEliminar
  6. Julyy volvé a escribir!!! lo tenés olvidado!!! ... estás teniendo clases!!! te extraño .. chequéa tus mails de hotmail y contesta lo de la juntada

    ResponderEliminar