domingo, 17 de enero de 2010

Allí

Verde y celeste
carteras, artesanos, puestitos
tranquilidad, silencio
la mujer y sus tortas fritas, el hombre y su agua que pela
un puente peatonal que cruza el dique, sus camalotes, su barco abandonado
reggaeton, un perro terroso
la curva, el pescador y el sol que cae
dos personas sentadas
mate, tortas fritas y mosquitos
los pájaros vuelan, cantan
el pescador pescó, las dos personas se besaron
azul.

8 comentarios:

  1. Perfecto, al fin no me detengo en ningún detalle odioso, ¿no? Por las dudas, le voy a pegar otra lectura, je. No, mentira, el texto está muy bien. Te mando un abrazo. Te quiero mucho, Diego.

    ResponderEliminar
  2. manda los detalles por mail, jejjejjje
    (esos que tanto me enseñaron)

    ResponderEliminar
  3. Ok, los mandaré. Soy un detallista insaciable. Eso sí, después nada de quejas, jejejejej (también aprendí mucho leyendo tus textos). DIEGO

    ResponderEliminar
  4. No sé si los datos que se publican con mi comentario son suficientes como para que me reconozcas, por tanto, voy a tratar de identificarme con la ayuda de un relato.

    Se conocieron un mediodía caluroso en el monumento al Pucará de Tilcara. Él, llamado por sus amigos desde la distancia, apareció de entre las ruinas llevando su sombrero gris. Ella, sentada junto a las demás chicas, refugiaba su mirada detrás de las gafas oscuras, mientras su pelo rubio era agitado por el viento. Pocas palabras después, ella se quitó los lentes de sol, y él se sentó a su lado para verla mejor, para verse mejor.
    - Estudio Comunicaciones, ¿y vos? – dijo ella.
    - Yo estudio Filosofía en la UBA – le dijo mirándola fijamente.
    Ella sonrió y tímidas carcajadas le brotaron. Como en un pacto de silencio, acordaron escucharse, acordaron ser oídos. Camino de vuelta, él dijo llamarse Juan Manuel, y ella, Julieta.

    Holaaaa Julieta, ¿cómo van las cosas por tus pagos?
    Me encuentro escribiendo, más que un comentario a una de tus entradas, una pequeña carta, porque siento que es necesario empezar de manera cordial, aunque no estrictamente formal, esta conversación escrita, que ojala se extienda. Y sabiendo lo estricta que es tu corrección ortográfica y gramatical, de la que ya fui victima (jejejejeje), te darás cuenta de que estuve un tiempo escribiendo este panfleto de saludos, a pesar de que no lo parezca.
    No leí mucho de tu Blog, simplemente quise conocerlo. Me gustó. He sobrevolado algunos textos. No vale la pena decir mucho más, porque sería querer impresionarte en vano; pero recuerdo muy bien que te dije que iba a darte la dirección de mi Blog, que para mi sorpresa, en agosto de este año, va a cumplir tres años de vida. La dirección es la siguiente: wwwmethoriosjmf.blogspot.com (No te alarmes por la falta del punto entre la última “w” y la “m”, fue hecho así a propósito).
    Más allá de todo lo dicho hasta ahora… me gustó mucho conocerte en un lugar tan alejado de la ciudad, tan alejado de la plasticidad con que las personas dicen relacionarse.
    Espero “leerte” pronto, y porque no cruzarte por aquí o por allá, esté donde esté el aquí y el allá.

    Saludos…

    ResponderEliminar
  5. july me maatron los comentarios!!! y me encanta lo q escribis, que te expreses es buenismo! te mando un besote enorme cita algo del libro antología de la literatura fantastica tiene de borges de bioy casares , de Ocampo.

    ResponderEliminar
  6. jaja como ves pude escribir pero me tuve q registrar!!! ufff

    ResponderEliminar
  7. Euge, ayer vi ese libro en una libreria, teniendo en cuenta la cantidad de libros que hay en las librerias, pense: "Tengo que leerlo, leer el de maru"

    ResponderEliminar
  8. Juanma, te dejé un viejo comentario en tu blog...

    ResponderEliminar